DOMINGO | 22 de Julio de 2018
12.07.2018 |
SU UNIDAD CRUISE YA CONSTRUYÓ UNA GRAN ESTACIÓN DE CARGAS

(Ad Age)- Cruise, de GM, ha instalado 18 cargadores rápidos en un estacionamiento cerca de Embarcadero, de San Francisco. La automotriz ha planeado arrancar con el negocio de los vehículos autónomos desde 2019, pero todavía faltan conocer precisiones del operativo.

  • Un vehículo de prueba de Cruise.

General Motors ha creado su propia plataforma de servicios de vehículos autónomos y sin grandes anuncios construyó una de las mayores estaciones de cargas en Estados Unidos, destinada a dejar lista a su unidad Cruise para entrar en funcionamiento el año próximo en el negocio de taxis robóticos.

Cruise ha instalado 18 cargadores rápidos en las instalaciones de estacionamiento cerca de Embarcadero, de San Francisco, el boulevard de intenso tránsito a lo largo de la línea costera, donde Uber y Lyft tienen activos responsables. Los autos de GM han estado testeando su propia app de Cruise Anywhere y el sistema de management de viajes, según dijeron fuentes cercanas.

La mayor automotriz de Estados Unidos ha planeado durante mucho tiempo arrancar con el negocio de vehículos autónomos desde 2019, pero no ha informado dónde comenzaría a funcionar el servicio o dónde trabajará con un asociado. Estos últimos movimientos muestran que San Francisco es donde GM está ensamblando las piezas para lanzar a su propio rival a Waymo (Alphabet Inc.) el año próximo si la compañía con sede en Detroit decidiera en contra de trabajar con una app establecida como Uber o Lyft.

“Es una indicación de que Cruise está alistándose para comercializar los servicios de vehículos autónomos para el público y que será en San Francisco”, dijo Grayson Brulte, co-fundador de la firma consultora en autonomía Brulte & Co. “Imagino que querrán tener su propio servicio y operarlo directamente”.

Un portavoz de GM dijo solamente que la automotriz todavía está trabajando hacia la comercialización de su servicio de vehículos autónomos y que no ha decidido todavía si ser propietaria de su negocio o hallar asociados. También declinó comentar sobre la locación.

Lo que está claro es que GM está construyendo los recursos para manejar tanto los autos como la interfaz con los usuarios. Su plataforma de viajes compartidos podría ser utilizada para la propia firma y también como interfaz con un asociado, dijo el vocero.

Cruise ha emergido como una de las iniciativas clave de la CEO Mary Barra desde que GM la adquirió en 2016. El negocio consiguió un fuerte apoyo a fines de mayo cuando el SoftBank Vision Fund de Japón adquirió un 19,6% de las acciones de Cruise por 2.250 millones de dólares, más de la mitad de ese monto es contingente sobre tener los vehículos preparados para el uso comercial.

La automotriz también está haciendo algunas exploraciones tempranas sobre si un rastreo de acciones o una oferta pública inicial serían el mejor camino una vez que el negocio sea establecido, comentaron fuentes cercanas en junio.

Los cargadores rápidos de GM están ubicados cerca de Embarcadero, dado que ésta es una popular locación para este tipo de servicios. El sitio ayudará a Cruise a recargar rápidamente a sus vehículos autónomos, que son una fuerte modificación del modelo de los vehículos eléctricos Chevrolet Bolt.

Además de Cruise, GM ha estado testeando nuevos modelos de negocios más allá de la fabricación tradicional. Su unidad de auto-compartida Maven alquila Bolts a conductores de Lyft y Uber, ayudando a la compañía a aprender a usar vehículos eléctricos para viajes de negocios, dijo Sam Abuelsamid, analista senior de Navigant Research.

GM invirtió 500 millones de dólares en Lyft en enero de 2016. Dan Ammann, el presidente de la automotriz, se sentó en el directorio de la compañía hasta junio.

La mayor parte de las estaciones de carga tienen un puñado de espacios para autos, lo que hace del sitio de San Francisco uno de los mayores bancos en el país, dijo Abuelsamid. La estación mayor en Estados Unidos es la de Tesla en Kettleman City, California, con 40 cargadores, dijo Steve Loveday, un escritor y editor de InsideEVs.com, un website que cubre el mercado de autos eléctricos. Tesla tiene otras estaciones con más de 20 puertos, añadió.

GM también ha venido trabajando con California para fijar reglas que faciliten su proyecto de comercialización. En mayo, la California Public Utilities Commission clarificó el camino para compañías como Cruise para testear vehículos autónomos con el público, pero rechazó el pedido de permitir a las compañías de fijar tasas por viajes. Cruise también está buscando la aprobación para hacer lo mismo, dijo una fuente.

Mientras la mayoría de vehículos autónomos, como los que están siendo testeados por Uber, tienen monitores humanos a bordo, GM ha dicho que planea lanzar su piloto utilizando una versión de sus Cruise AV sin volante ni pedales si sienten que su auto es seguro para el uso del público. También depende de las regulaciones de California que permitan usar el servicio sin un conductor de seguridad, dijo la compañía.

El primer programa comenzará a fines del año próximo. GM calibrará el progreso para decidir si expandirlo en caso de que sea exitoso.

“Barra está tratando de transformar a GM desde una automotriz a una compañía de servicios de movilidad”, dijo Brulte. “Ella está construyendo su legado”.

Ver todas las noticias »