SáBADO | 18 de Noviembre de 2017
16.09.2015 |
SI OCURRE, SE CREARÁ UN GIGANTE CERVECERO

(Advertising Age) – El merger –tantas veces rumorado- de los dos grandes jugadores mundiales del sector podría estar muy cerca. Pero hay obstáculos regulatorios difíciles de superar.

  • ¿Se creará esta vez una “Megabrew”?

La tantas veces mencionada posibilidad de un merger entre Anheuser-Bush InBev y SABMiller podría convertirse esta vez en algo real. AB confirmó en un comunicado que “se ha acercado al directorio de SABMiller para contemplar la posibilidad de una combinación de ambas compañías”.

La declaración siguió a un comentario similar surgido de SAMiller en respuesta a recientes especulaciones en los medios acerca de la fusión, que, de producirse,  podría crear un gigante en el sector de las cervezas. Aunque SABMiller confirmó haber tenido contactos con su rival, dijo que “todavía no se ha recibido una propuesta, y el directorio de SABMiller no tiene otros detalles acerca de los términos de la misma”.

Una combinación entre ambas compañías cambiaría la configuración del actual panorama del sector, pero no produciría un cambio radical en el mercado de Estados Unidos. Esto se debe a que es muy dudoso que los reguladores anti-trusts vayan a permitirles a las dos destilerías que unan fuerzas dentro del país, donde dominarían el mercado con marcas como Bud Light, Miller Lite y Coors Light en el mismo bando. En Estados Unidos, Miller Lite y Coors Light son operadas por MillerCoors, que es un

joint-venture de SABMiller y Molson Coors. Así, un escenario factible sería que la nueva compañía debería descargar a su posición de SABMiller en MillerCoors hacia Molson Coors.

Durante años han habido conversaciones sobre una unión de Anheuser-Bush InBev y SABMiller, y muy especialmente en 2011. En un reporte recién publicado con el título de "The Courtship Dance to Create Megabrew Begins”, el analista Trevor Stirling, de la consultora Sanford C. Bernstein, indicó que bajo las leyes del Reino Unido, Anheuser-Bush InBev tiene ahora 28 días para hacer una oferta formal. “Hay obstáculos claros que se deberían escalar, en particular el del Departamento de Justicia de Estados Unidos, que casi seguramente insistiría en el desprendimiento de las acciones de SAB en MillerCoors dentro ese país. Y A-B podría tener que deshacerse del 49% de su posición en CR Snow de China”, escribió el experto. “Pero también es probable que Molson Coors y CRE pudieran aspirar a tener respectivamente compradores en el mercado”.

En Estados Unidos, Anheuser-Bush InBev es el 22º mayor anunciante del país, con una inversión de casi 1.600 millones de dólares en 2014, mientras MillerCoors se ubica en el puesto 45º con unos 890 millones, según el DataCenter de Ad Age.

 

 

Ver todas las noticias »