SáBADO | 18 de Noviembre de 2017
01.10.2015 |
EL NUEVO EMPRENDIMIENTO AÚN NO TIENE NOMBRE

(Advertising Age) – El ex CCO global y el ex managing director se focalizarán en diseño y tecnología IP.

  • Inamoto y Reynolds: “Nos gustaría ser la compañía más pequeña que tuviera la mayor influencia”.

A pocos días de haber partido de AKQA, el ex CCO mundial Rei Inamoto y el managing director para Nueva York Rem Reynolds se han asociado para crear un estudio de “invención de negocios” que todavía no tiene nombre.

La compañía será independiente y se focalizará en la transformación del diseño, tecnología y digital, dijo Inamoto. Hasta ahora, tanto él como Reynolds son los únicos miembros del staff y planean mantener la compañía sin abundancia de personal, pero en los próximos meses intentarán construir un equipo central de liderazgo senior destinado a disciplinas específicas, como por ejemplo estrategia, tecnología, interfaz de usuarios y data.

Con respecto a las dos últimas áreas, Inamoto explicó que “la interfaz de usuarios es uno de los conductores clave para el éxito de cualquier compañía. La data es otra oferta que queremos arrancar desde cero”.

En última instancia, señaló, “nos gustaría ser la compañía más pequeña que tuviera la mayor influencia”, indicó el ejecutivo.

Aunque la firma todavía no tiene una denominación (que será decidida con los nuevos miembros del equipo a medida que se sumen al directorio), el logo es fácil de predecir: la estrella que utiliza Inamoto en las camisetas que usa como un uniforme. El color de la estrella varía según el día: ahora es blanco, porque representa la nueva pizarra que la compañía tiene por delante.

Inamoto dijo que la razón para abrir su propia compañía en este momento es en gran parte personal. Tras estar más de 15 años en el negocio, “todavía tengo unos 20 años por delante. Me siento como si hubiera terminado el primer tiempo de un partido de fútbol y todavía debo jugar el segundo. De aquí a veinte años, quiero ser capaz de decir que hice algo diferente y que arranqué desde cero. Tal vez se trate de una crisis de la mediana edad. Es un poco riesgoso como camino para recorrer. Yo podría haber simplemente comprado una moto o un saco de cuero”.

Idealmente, Inamoto ve a la compañía operando fuera del mundo corporativo, al menos en la forma en que él lo ha conocido hasta ahora. “Vamos a crear nuestro propio IP o asociarnos con startups”. La compañía no estará completamente divorciada de las marcas; en cambio, trabajará con ellas en “la transformación digital, ayudándolas a adaptarse al mundo digital y conectado”. Con sede en Nueva York, tendrá un foco global y digitalmente puede ser alcanzada en la dirección hello@inamoto.co.

En términos de crear su propia IP, Inamoto y Reynolds están muy entusiasmados por explorar las áreas de entretenimiento y la conexión de los hogares, sobre todo a la luz de la forma en que la tecnología está cambiándolas. Oculus Rift y la realidad virtual, por ejemplo, está planteada para transformar totalmente la manera en que la gente consume deportes y espectáculos; productos como Nest están elevando la experiencia de la vida hogareña, mientras herramientas de negocios como Slack han hecho evolucionar la comunicación en el espacio laboral, observó Inamoto.

En materia de financiamiento, el publicista dijo que tanto él como Reynolds están apoyando a la compañía junto con un asociado externo proveniente del espacio tecnológico, no un asociado perteneciente a un holding o una firma de la actividad privada.

Ambos siguen el paso de otros talentos creativos seniors que han formados sus propias startups centrándose en la innovación con modelos ágiles. Linus Karlsson, que partió el año pasado de McCann, abrió Ming Utility and Entertainment, y el veterano creativo argentino Nico Pimentel dejó su puesto en BBDO Argentina para formar +Castro, una casa de innovación que trabaja muy cerca de grandes firmas como Mondelez en proyectos clave de marcas.

Aunque la partida de Inamoto y Reynolds llegó como un shock para la industria, ellos dicen que ya habían adelantado sus planes de renuncia durante el verano. “No fue una cosa que se produjo de un día para el otro”, dijo Inamoto. “Tuvimos conversaciones durante muchas semanas, pero al final optamos por ser independientes y no asociarnos con ninguna compañía de holding. Para nosotros lo natural era que lo hubiésemos hecho, pero no nos parecía adecuado. Queríamos tener independencia, flexibilidad y probar con cosas diferentes”.

Ambos socios sólo tienen buenos deseos para su ex compañía. “Estamos muy agradecidos a AKQA”, dijo Inamoto. “No habría estado durante once años si no me hubiera gustado la organización, la gente y los clientes. Siempre describí a AKQA como una familia, donde cada oficina era una hermana. Ahora tiene un poderío de 14 oficinas, pero todavía es la misma familia. Me siento muy bien por la contribución que pude hacer allí, y me gusta pensar que signifiqué algo para la industria”.

AKQA declinó hacer comentarios sobre el tema.

 

 

Ver todas las noticias »