MARTES | 23 de Octubre de 2018
03.05.2018 |
EN PRIMERA PERSONA

(México, jueves 3 de mayo de 2018, 17:00 hs. hora local) – El creativo conversó con Adlatina sobre su decisión de dejar Saatchi NY y sumarse a FCB México como socio y chief creative officer.

  • “En mercados tan grandes como el estadounidense, las patriadas individuales pocas veces funcionan”, resume Campopiano como enseñanza de sus años en ese país.

Susan Credle, directora creativa global de FCB, y Eric Descombes, presidente de FCB México, anunciaron hoy la llegada de Javier Campopiano como socio y chief creative officer de la filial. Desde allí, trabajará para más de 20 clientes que representan una cartera de 70 marcas globales, regionales y locales.
El creativo argentino regresa así a la red en la que, entre 2010 y 2012, fue CCO y ECD regional para Latam, para luego convertirse en CCO de FCB New York.
En 2014 asumió el mando creativo de Conill y Saatchi & Saatchi Latinoamérica, y dos años más tarde el de S&S New York. Allí, fue responsable por trabajos exitosos como Bradshaw Stain, The Receipt o It’s a Tide Ad, la última campaña del Super Bowl de Procter & Gamble. Ésta acaba de ganar un Black Pencil en D&AD, y todo indica que seguirá cosechando premios importantes en los festivales internacionales.
Credle recordó el momento en que conoció a Campopiano, cuando ella entró a FCB y él estaba dejando la red. “Tuvimos una larga conversación una tarde, y fue suficiente para que yo pensara: ‘¿Cómo hacemos para que regrese? Quiero trabajar con este creativo tan talentoso, inteligente y buena persona’”, relató. Además, destacó su valentía y su forma moderna de contar historias.
“Javier es un líder creativo de los mejores en su clase y un auténtico pionero –agregó Descombes–. Su trabajo no solo ha recibido premios, sino que también ha sido sumamente efectivo. Tiene la mentalidad innovadora, la perspicacia y experiencia global necesaria para conectarse con los consumidores y llevar nuestra agencia y el trabajo de nuestros clientes al siguiente nivel”.

Adlatina dialogó con Campopiano sobre este nuevo paso en su carrera y sus perspectivas para FCB México.

-¿Cómo es volver a FCB? ¿Cómo evolucionó la red en estos cuatro años?
-Me fui en el momento en el que Carter Murray estaba concretando la llegada de Susan Credle como directora creativa mundial y creo que el impacto que ella tuvo en la red es enorme. Es una persona sumamente reconocida en el mercado de USA y eso es clave para una red, sobre todo en un momento en el que es tan difícil ganar clientes globales y los pitches se deciden casi siempre en ese mercado.
Desde lo estrictamente creativo creo que su mensaje es claro y compartimos la misma filosofía: tratar de hacer los mejores trabajos para las marcas más grandes y relevantes. Comparándola con el momento en el que me fui, hoy FCB es hoy una red mucho más sólida y con un posicionamiento muy claro y que ha hecho un gran trabajo en atraer muy buen talento en todo el mundo. Es un gran mérito obviamente de Carter Murray porque lo hizo en un tiempo bastante corto y poniéndole su impronta.

-¿Cuáles van a ser sus objetivos y prioridades para la oficina de México?
-Muy simple: crecer con buenos trabajos. México es un mercado muy competitivo, donde se pitchea constantemente, y vamos a apuntar a posicionarnos a través de los trabajos que hagamos. Que la calidad de las ideas sea nuestra mejor herramienta de new business. Y por supuesto crecer orgánicamente con los clientes actuales de la agencia, aplicando la misma filosofía. No hay nada mejor que tus clientes o los prospects te busquen como consecuencia de una pieza que les encantó.
Después, en lo estrictamente cultural dentro de la agencia, me gustaría que armarámos un lugar donde los mejores creativos se mueran por trabajar, y con gente de todas partes. Ciudad de México es un lugar increíble y no veo por qué creativos de cualquier lugar del mundo no querrían venir a vivir y a trabajar aquí. Lo comprobé en Estados Unidos y aplica en todas partes: más diversa la agencia, mejores las ideas.

-¿Cuál es el aprendizaje más importante que se lleva de estos años en Estados Unidos?
- Me acuerdo que cuando llegué a FCB NY di una nota en Adlatina y el encabezado decía “Quiero encajar en este mercado haciendo un trabajo distinto”. Me llevó cuatro años cumplir ese objetivo, y si bien es Saatchi donde lo conseguí, las experiencias previas como FCB NY y Conill me enseñaron lo que necesitaba aprender para concretarlo.
En Saatchi NY se alinearon todos los planetas, empezando por el partnership con Andrea Díquez, que me dio la tranquilidad de enfocarme en el trabajo y en la cultura de la agencia. Logramos alinear a toda la oficina detrás del objetivo de hacer trabajos distintos, riesgosos y muy ambiciosos.
La enseñanza más importante es quizás esa, que en mercados tan grandes como el estadounidense, las patriadas individuales pocas veces funcionan. Si el director de cuentas no está de acuerdo con una idea, por más CCO que seas sólo la vas a poder empujar hasta cierto punto. Tenés que acordar. Pero cuando lográs esos acuerdos y el cliente está on board, no hay límites y podés arriesgar tranquilo aunque parezca un oxímoron. Así llegamos a ideas como Bradshaw Stain, The Receipt, It’s a Tide Ad, tomando riesgos enormes pero un contexto de absoluto acuerdo y con todo el mundo tranquilo con las decisiones tomadas. Creo que eso se ve en cada una de esas piezas, en los premios que ganaron y los resultados de negocios que tuvieron.

Ver todas las noticias »